jueves, 6 de septiembre de 2018

El Rey del Tanque: ¡Tanques de todo tipo!


El Rey del Tanque, destino único para encontrar y satisfacer cualquier requerimiento de tus proyectos, en lo relativo al manejo y almacenamiento de inventarios en tanques móviles o estacionarios. Múltiples modelos, materiales, recubrimientos y accesorios a elegir, todo lo puedes encontrar.

Propósitos
Almacenamiento de sustancias líquidas, desde alta densidad, corrosivos, hasta grado alimenticio. Los productos almacenados pueden ser materiales en proceso, producto final, componente para sistemas de enfriamiento, almacenamiento de suplementarios como blanqueadores, limpiadores y lubricantes.

Tipos
Se tiene en disponibilidad inventario o medios para construir soluciones a la medida de tanques en versiones horizontal o vertical, tolvas, cisternas, biodigestores, y sus respectivos accesorios. Para versiones de transporte (horizontal) se tienen contemplados diseños que reducen el oleaje por el movimiento del vehículo. Están disponibles opciones competitivas de tinacos, tanques y cisternas para grandes proyectos de construcción, sea desarrollo urbano propuesto por el gobierno, o proyectos armados por firmas de arquitectos.

Industrias
Las aplicaciones pueden adaptarse en todo el espectro industrial, incluyendo comercio, construcción y residencial. El Rey del Tanque puede dar servicio a la industria minera, química, petroquímica, alimenticia, papelera, agrícola, ganadera, de transformación, electrónica, ensambladora. En todo lugar que se requiera almacenar productos líquidos, sólidos a granel, agua purificada o para servicios, o manejar desechos de procesos, hay una configuración posible.

Materiales
Disponibilidad para venta de prefabricados o a la medida en acero inoxidable, acero al carbón, aluminio y polietileno de alta densidad, siendo las opciones con mayor flexibilidad, balanceando precio, calidad y durabilidad para gozar de ciclos de vida extendidos. Dependiendo si necesitan características diferentes, como mayor protección para exteriores o por manejo de materiales agresivos, hay opciones de recubrimiento y configuraciones de paredes reforzadas para manejar líquidos a presión, a temperaturas o condiciones extremas.

Accesorios
Las instalaciones están totalmente cubiertas, pues se cuenta con opciones con alto grado de resistencia para hacer las redes de conexión, de acuerdo a la sustancia que se maneja. Tuberías con recubrimiento, acoplamientos, incluso las nuevas tecnologías para monitoreo de niveles a distancia, por medio de sensores en los tanques y aplicaciones para dispositivos móviles.

El Rey del Tanque es un nombre que no se adopta a la ligera, está respaldado con hechos, equipo experimentado, recursos e inventiva para responder a todo proyecto de forma efectiva y ágil. 

Encuentra gran variedad de tanques de almacenamiento aquí.

El distribuidor con todas las opciones para tu industria


El Rey del Tanque surge como la solución integral para cualquiera que sea tu necesidad relacionada con tanques especiales de uso industrial. Para cualquier industria, cualquier capacidad, puedes encontrar tanques y accesorios de cualquier capacidad y acondicionamiento para responder de forma rápida y efectiva a las necesidades específicas de tus proyectos.



Aplicaciones según industria


Agrícola, Química, Petroquímica, Farmacéutica, Alimenticia, para iniciativa privada o gobierno y toda industria que requiera de tanques para almacenar y transportar sustancias y producto en gran volumen. El Rey del Tanque produce las soluciones.

La escala de proyectos no son un limitante. Sean proyectos macro para habilitar múltiples líneas de producción, o desarrollos habitacionales para la recolección de agua de forma comunitaria o segregada por hogar, pueden satisfacerse proyectos con alternativas de alta calidad y efectividad en costos para presentación exitosa en licitaciones o aprobaciones de presupuesto por mesas directivas.

Tanques de tipo horizontal o vertical, en materiales metálicos, como acero inoxidable, acero
al carbón y aluminio, hechos a la medida y de forma rápida. Estamos conscientes de lo vital
que es maximizar el tiempo disponible para levantar nuevos proyectos y recuperar la inversión, como lo es continuar operaciones de forma ininterrumpida.

Se tienen también alternativas en polietileno de alta capacidad. Un material alternativo de enorme versatilidad, confiabilidad y disponibilidad en múltiples tamaños para atender cualquier escenario productivo. Con grosor estándar o reforzamiento del 20% al 40%, en capacidades industriales de 5,000 hasta 40,000 litros, o disponibles en tamaños menores (desde 450 hasta 2,500 litros) para proyectos multitudinarios de construcción.

Se atiende a todas las necesidades en industria y campo, contemplando distintos modelos y aplicaciones para almacenar y procesar:
  • Tanques
  • Cisternas
  • Tolvas para líquidos y sólidos
  • Biodigestores
  • Fosas sépticas
  • Tinacos con doble o triple capa
  • Bebederos - consumo humano
  • Comederos y bebederos - ganadería
  • Proyectos especializados
  • Plantas de tratamiento
  • Baños húmedos
  • Tuberías y accesorios
  • Calentadores solares
  • Baños húmedos
  • Sistemas de captación pluvial
  • Accesorios+Apps para monitoreo de
  • niveles
  • Conexiones, niples y válvulas
  • Bombas hidráulicas
  • Purificadores de agua y consumibles
El Rey delTanque tiene disponibilidad de marcas líder y alternativas competitivas que no escatiman en calidad, creando oportunidades para armar proyectos efectivos en costos y a la medida. ¡Conoce su variedad de tanques!

Tanques de acero vs. tanques de aluminio


Los contenedores industriales deben mantener los procesos productivos funcionando con material disponible y como una forma de almacenar para luego transportar al siguiente proceso, recolectar el producto terminado para su próximo envasado o para recolectar las sustancias o agua desechada, derivada de los mismos procesos. En esta ocasión, ponemos cara a cara las fortalezas e inconvenientes de los tanques fabricados con acero, a comparación de aquellos hechos con aluminio. 

En términos generales podremos ver que ambos cuentan con muchas características positivas. Dependerá el tipo de uso, presupuesto y condiciones de cada empresa para deliberar cuál de los tanques industriales de uso industrial es el adecuado:

Tanques de acero
  • El material es considerablemente pesado, cuando lo comparamos con el aluminio y otros materiales disponibles en el mercado. Esto nos hace pensar en la dependencia de transporte grande y maquinaria para llevar el tanque desde el lugar en donde se fabricó hasta su destino; cuando la capacidad y el peso son altamente restrictivos.
  • Tiene una elevada resistencia mecánica, por lo que puede soportar el uso y el abuso cotidiano.  
  • Erosión a causa de oxidación. Como práctica preventiva, deben aplicarse capas de pintura u otros recubrimientos para prevenir la manifestación de óxido.
  • Es una alternativa con muchos beneficios, pero uno de los costos más elevados en el mercado. 
Tanques de aluminio
- El peso del aluminio puede llegar a ser un tercio del peso natural del acero, por lo que nos
abre las opciones disponibles para transportar el tanque y llevarlo al lugar de trabajo. Aunque el peso es relativo, los tanques de alta capacidad podrían requerir movilización con
grúa u otra maquinaria profesional para evitar dañarlos y evitar lesiones al cargarlos.
- Es un material menos resistente que el acero, por lo que tiende a tener más abolladuras con el uso e impactos incidentales.
- No se oxida. Aunque en realidad el aluminio sí puede llegar a oxidarse, la capa blanquecina-grisácea resultante detiene el avance de la oxidación.
- Es una opción de costo bajo, en comparación con el acero.

En el gran esquema de las cosas, debemos considerar lo que esperamos de los tanques y la función que realizarán en la empresa; el tráfico de personal, el material contenido, las condiciones presentes (Ej: maquinaria cercana, temperatura, agentes ambientales) y la normativa o estándares que deberemos observar. Una opción más económica puede tener una vida más corta en la aplicación a la que estaría designada, implicando más gastos por reparaciones o reemplazo del equipo.

Los usos más comunes según el material:

Acero: Industrias de alto impacto. Construcción, plantas fundidoras, aserraderos, minería, ferroviarias, manejo de metales.

Aluminio: Industrias de uso intensivo. Bebidas, distribución, fábricas, petroquímicas, papeleras, minoristas.

Conoce más sobre las características de los tanques especiales en el amplio catálogo de El Rey del Tanque. 

Tanques especializados de fibra de vidrio


En sus inicios, las necesidades de la industria a nivel mundial buscaban un sustituto viable para el acero con el fin de reducir costos. En 1948, comienza la popularización del plástico termoendurecible reforzado con fibra de vidrio—más conocido como “fibra de vidrio”. Entre sus primeras aplicaciones estuvo actuar como solución contra la corrosión en las tuberías de acero; es hasta la década de los años sesenta que se instauran regulaciones internacionales y métodos para probar el material para almacenaje y ductos.

La fibra de vidrio se produce al incorporar fibras de vidrio (filamentos obtenidos al fundir vidrio) a una resina de fijación térmica. La estructura compuesta puede tener aditivos y colorantes, que luego se aplican sobre un molde para cumplir los requerimientos de diseño y estándares de desempeño. La resistencia mecánica de la fibra de vidrio depende de la cantidad, el tipo y el acomodo de las fibras sobre el material base. 

A la fecha, los tanques industriales de fibra de vidrio siguen teniendo una importante penetración en el mercado, a pesar de los inconvenientes causados por el material:
  • Por lo general, los tanques de fibra de vidrio no se adquieren por catálogo, sino que se hacen sobre pedido. Implícito está el tiempo de fabricación (de dos a cinco semanas desde que se hace la orden hasta la entrega) y los costos de transporte.
  • Al fabricarse a la medida, tienen un menor grado de flexibilidad. Esto es, no es fácilmente intercambiable para almacenar distintos productos. Sin el diseño o preparación adecuados, la fibra de vidrio está expuesta a los ataques químicos por hidrólisis, oxidación, o soluciones incompatibles.
  • También relativo al diseño, debe ordenarse teniendo en mente las capacidades requeridas, fluctuaciones y la posible escalabilidad de la producción. También a considerar está el costo-beneficio de tener un tanque que excede tus necesidades, tanto por la posible subutilización como el hecho de retener excedentes de insumos o producto final, reteniendo inversión en ciclos de inventario más largos.
  • En el caso de instalaciones en exteriores, es necesario aplicar una capa de gel protector para evitar el daño por los rayos UV y los elementos. 
  • El material tiende a ser quebradizo, por lo que se deberá tener atención para reparar grietas y fugas. 
El tiempo avanza y es hora de abrir paso a nuevos materiales y tecnologías que nos permitan igualar o superar el desempeño de la fibra de vidrio, librándonos también de sus desventajas. Esto es, partiendo de que la fibra de vidrio es recomendada por su resistencia a la corrosión (principalmente la intergranular, galvánica, aeróbica y por picadura, que dañan a los metales).

Alternativas a la fibra de vidrio pueden ser:

a) Tanques de acero inoxidable. Resistencia y capacidad para manejar químicos, combustibles y agua. Están disponibles en menos tiempo que los tanques de fibra de vidrio. Volviendo al factor costo-beneficio, el acero es un material más caro, pero produce ahorros al estar listos más rápido, reduciendo o anulando pérdidas por tiempos muertos en producción, o lanzamiento anticipado de nuevas áreas productivas. Disponibles para todas las capacidades, dimensiones y resistencias, para instalaciones subterráneas o superficiales.

b) Tanques de acero al carbón. Resistencia y capacidad para manejar químicos. Menor tiempo de espera para adquirirlos, comparado con fibra de vidrio. Produce ahorros que nivelan su costo elevado, gracias a que nos permiten trabajar con menos o ninguna  interrupción. Hecho a la medida, siguiendo las especificaciones y dimensiones necesarias para tu proyecto, sea para bajo tierra o en exterior.

c) Tanques de polietileno, que son menos costosos. La diferencia de costo es más pronunciada en capacidades menores a los 37,800 litros. Por lo general pueden encontrarse opciones de catálogo listas para usarse, incluyendo alta capacidad (hasta 40,000 litros). Construidos con polietileno virgen de alta densidad, pueden contener agua, aceites, alimentos y una lista amplia de hasta 300 sustancias distintas. A prueba de corrosión, con protección UV y la posibilidad de instalarse bajo tierra o en exteriores.

Conoce más sobre tanques de fibra de vidrio y otros tanques metálicos acero inoxidable en El Rey del Tanque. 

Tanques metálicos, ¿cuál es su aplicación?


La industria necesita cumplir con normativas de seguridad, mientras que debe cuidar presupuesto, por lo que debe encontrar precios competitivos, tipos de tanques altamente durables (cuya duración justifique la inversión hecha) o una combinación de ambos. Entre los tanques industriales, los metálicos van paso a paso repuntando en el gusto de los equipos de desarrollo, al ofrecer múltiples beneficios y mayor resistencia mecánica. A continuación, mostramos detalles de dos tipos de materiales metálicos que han sumado valor a los procesos productivos:

Acero inoxidable
Aunque contienen la misma cantidad de hierro y carbono, el acero inoxidable se elabora agregando un 10.5% de Cromo; este elemento genera una capa de óxido de cromo que protege la superficie de la corrosión. Una mayor resistencia permite diseños con menos material, pudiendo también prescindir de pintarse y reducir gastos de mantenimiento, gracias a la resistencia del material. En directa comparación, tienen una mayor expectativa de vida útil y mayor resistencia a la corrosión.
Para todo tipo de sustancia, agua, combustible, sustancias químicas entre otros. Versatilidad amplia para adaptarse a cualquier tipo de proyecto. Para industria alimenticia, farmacéutica, empresas químicas, uso de químicos en otros procesos, sistemas contra incendios, de transporte y autoconsumo, flotillas de autos, entre otros.

Acero al carbón
El material que representa el 90% de todo el acero producido en el mundo, parte de la razón por la que los tanques de este material base tienen un precio más bajo, comparado con los inoxidables, pudiendo contener hasta 2.1% de carbón, haciéndolo más fuerte y firme. De equiparable flexibilidad para modificar según dimensiones y requerimientos de cada proyecto, sean de tipo horizontal, vertical o diseños especiales. Acercándose a expertos fabricantes, pueden crearse según capacidad y resistencia. 

Aunque las prácticas de fabricación son muy similares a las del acero inoxidable, una diferencia sería la soldadura, que requiere más tiempo por necesitar precalentado y post-calentado del material. Pueden soportar temperaturas extremas sin agrietarse, fundirse o sufrir otro daño. Los tanques que cumplen con el estándar UL pueden almacenar líquidos inflamables, mientras que los estándares pueden usar un recubrimiento epóxico para distintas aplicaciones.

Para procesar o almacenar líquidos, aire, bio-fluidos, químicos, combustible, refrigerante, petróleo, propano, vapor y agua. Versatilidad amplia para adaptarse a cualquier tipo de proyecto e industria. Excelentes para almacenar productos calentados.

Recapitulando, además de buscar maximizar el presupuesto disponible cuando se planea una adquisición de nuevos tanques, se debe considerar los beneficios que cada material y diseño nos ofrece. Limitar nuestra visión al factor precio puede cegarnos y no ver la conveniencia y los ahorros que un tanque más resistente y durable puede traernos.

Conoce más sobre los tanques metálicos de acero inoxidable aquí.

¡Cuidado con esa sustancia! Requiere un tanque especializado.


La elección arbitraria de tanques industriales para uso industrial conlleva un riesgo latente si no se hace una investigación previa, tanto de la sustancia como las especificaciones de los tanques que podemos adquirir.

Riesgos de elegir el tanque incorrecto:

  • Daño a las instalaciones por fugas, en el caso de almacenamiento de sustancias corrosivas.
  • Pérdidas monetarias por el producto derramado o su exposición al ambiente. Pueden darse casos más extremos por las características de la sustancia, como incendios y explosiones por reacción con otros agentes.
  • Condiciones con propensión a generar accidentes, sean por intoxicación, reacciones cutáneas, lesiones o fracturas por pisos resbaladizos. Además de las indemnizaciones están las incapacidades, que afectan directamente en nuestra productividad.

Como puedes ver, existen varias ramificaciones que surgen a partir de nuestras decisiones para compra de tanques, por lo que debemos evaluar y comparar para que en la medida de lo razonable, podamos prevenir escenarios no deseados. La siguiente lista es una referencia de partida para investigar y elegir el tanque más apropiado:

  • Los tanques cilíndricos en superficie, de base plana pueden ser utilizados para gases licuados, petróleo y otros químicos.
  • Los silos de acero o concreto se utilizan para almacenar coque, carbón y granos. 
  • Los tanques de acero, aluminio, concreto o fibra de vidrio, incluyendo los tanques elevados pueden almacenar agua.
  • Los tanques esféricos (recipientes presurizados) pueden usarse para almacenar gases licuados en alta presión.
  • Los tanques subterráneos pueden designarse al almacenamiento de agua y aceites.

Pensando en subcategorías de sustancias, se deben considerar las particularidades de cada uno. Nivel de corrosividad, densidad, capacidad de almacenaje requerida para suplir de forma adecuada según el ritmo de producción. Cualquiera de estas variables puede provocar situaciones no deseadas.


Respecto a su diseño, debe existir un estudio previo de cargas, cuidando el diseño estructural del tanque (o analizando el diseño de tanques prefabricados.) El análisis se da con base en el propósito del tanque, su tamaño, el tipo de estructura, materiales, ciclo de vida contemplado para el diseño, presión interna producida por la sustancia almacenada y los posibles efectos de deformación, ubicación y ambiente en el que se instalará, para asegurar su durabilidad y mantener sus funciones esenciales. En casos de instalaciones bajo tierra, se deben estudiar cargas por desplazamiento de tierra y probabilidad de actividad sísmica en la región.

Conoce más sobre los tanques industriales aquí.

Diferentes tanques para diferentes sustancias



El ámbito industrial se caracteriza por los diversos métodos de transformación aplicados para generar productos directamente (por ejemplo, por medio de procesos químicos), o componentes que se utilizarán en los procesos formativos del producto final. Cada sustancia utilizada en la industria tiene sus propiedades particulares, como alcalinidad, densidad, toxicidad y nivel de corrosividad, por tanto, su transporte a la fábrica, manejo entre procesos y almacenamiento no puede obedecer a un solo criterio. Por ello, se han desarrollado variantes especializadas de tanques para ofrecer condiciones seguras y durables según la sustancia que se almacena y el propósito que tiene en el esquema productivo.



¿Horizontal o vertical? En términos generales, el diseño vertical está más pensado para almacenamiento, mientras que el horizontal es más considerado para transporte. Para más especificaciones:



Ventajas de tanques verticales

  • Distribución de tensiones. Provee una distribución homogénea de presión gracias a la eliminación de puntos de tensión en los tanques horizontales o cuadrados. Gracias a ésto, tienen más resistencia que los tanques horizontales y pueden contener más producto. 
  • Estabilidad. Pueden instalarse colocando su base directamente en una superficie plana sólida, ayudando de nuevo a la distribución de tensiones, comparado con los horizontales.
  • Ahorro. Requieren menos material para producirse, siendo capaces de soportar la presión del líquido con grosor de material comparativamente menor. Sólo la base necesitaría ser más gruesa que las paredes (debido a la carga hidrostática), a diferencia de los horizontales que deben usar el mismo grosor en todas partes.
  • Instalación en espacio más reducido. Aprovechando el eje vertical, se maximiza el espacio de trabajo en la planta.
Ventajas de tanques horizontales

  • Mayor facilidad para transportar. Elegidos para instalaciones de las industrias agrícolas o de bebidas, su diseño y forma horizontal facilitan su transporte.
  • Entornos con limitaciones de altura. Dependiendo de la distribución de planta, es posible que ya se haya ocupado buena parte del espacio vertical. Un tanque horizontal requiere menos espacio vertical.
  • Control de temperatura. Un factor importante en las industrias de lácteos, vinícolas, cerveceras y otras bebidas procesadas. Son más eficientes en la transmisión de temperatura, sea para calentar o enfriar el producto.
  • Efectividad en costos. Los tanques horizontales tienden a gozar de costos de transporte menores.
  • Accesorios que facilitan transporte. Los tanques son usualmente diseñados y construidos con dispositivos como las paletas para evitar oleaje del producto.
Tomando como campeones emergentes los tanques de polietileno por sus múltiples beneficios, incluyendo la versatilidad de uso, la variedad en tamaños y capacidades para corresponder con el volumen requerido para cada proceso.

  • Densidad. Refiriéndonos a las sustancias que los tanques pueden soportar, las marcas que los construyen tienen tablas donde exhiben las especificaciones de sus materiales. Como ejemplo, una de las marcas líder en tanques tiene por diseño una tolerancia para sustancias con densidades de hasta 1.90 kg/md (modelos reforzados al 40%).
  • Resistencia química a la corrosión térmica. Los tanques de polietileno son a prueba de corrosión.
  • Impacto del refuerzo. Una vez que los tanques de polietileno se construyen con paredes que tienen mayor grosor, se es capaz de manejar presione más altas.
  • Peso. Tomando la ventaja del material plástico, se tienen disponibles tanques mucho más ligeros que sus contrapartes en metal y otros materiales.
  • Toxicidad. El material que se utiliza para moldear los tanques es de alta calidad, con marcas que tramitan y mejoran sus procesos para ofrecer productos de grado alimenticio, que eliminan cualquier posibilidad de que contaminar el producto contenido o que se intoxique un usuario.
  • Olor. Una vez moldeado el tanque, la emisión de aromas y olores es nula.
  • Costo. El polietileno es una alternativa de bajo costo, pues el proceso de construcción es de moldeo, obteniendo productos de una sola pieza.
Igualmente se debe considerar el giro industrial, puesto que pueden requerir distintas características como capacidad, resistencia a la presión, movilidad (o condiciones estacionarias).
Conoce más sobre los tanques industriales aquí.

Entre tantas opciones, ¿cómo saber cuál tanque necesito?


Tu industria tiene necesidades particulares, por lo que primero debemos hacernos las siguientes preguntas para encontrar los tanques verticales ideales para almacenar:

¿Cuántas diferentes sustancias debo de manejar y/o almacenar en el lugar de trabajo?
Pueden incluirse las necesidades administrativas, como el agua en volumen que requieren
los operadores y personal en oficinas para cocinas y baños.

¿Cuáles son los volúmenes que manejas para cada sustancia? 
Esto, obedeciendo a la capacidad de producción, a la plantilla laboral y todos los factores de tus procesos. Existen tanques por catálogo desde algunos cientos de litros hasta miles.

¿Cuál es la densidad de los materiales? 
Aunque los tanques en general ofrecen un rango amplio de posibilidades, según el modelo y el material con el que está construido serían distintos alcances y capacidades.

¿Alguna sustancia posee características particulares como corrosividad o alcalinidad? 
No todos los materiales o diseños de tanque son capaces de contener cualquier material sin sufrir desgaste con el paso del tiempo.

¿Es para consumo humano? 
Los materiales o el recubrimiento especial deben ser totalmente herméticos y cumplir con el estándar de “grado alimenticio” para poder garantizar que no habrá intoxicaciones o condiciones que favorezcan la propagación de enfermedades.

¿Tiene alguna consideración especial de variables internas o externas? 
Algunos materiales, o los procesos donde se utilizan, requieren que su manejo sea bajo rangos específicos de variables como presión o temperatura.

Con base en las respuestas a estas preguntas, podemos considerar entre las opciones que podemos encontrar en el mercado:

Concreto: Uno de los tipos de contenedores de existencia más longeva en el mercado, su origen deriva de la necesidad inicial por conservar el agua, que después se ramifica para usos como receptáculos temporales sin cubierta para insumos agrícolas (Ej: almacenaje de brea), hasta los grandes tanques silos para almacenaje de grano en alta capacidad. Para manejo de líquidos con bomba hidráulica o gravedad, mientras que almacena con la presión natural del ambiente. Por su gran resistencia y durabilidad, pueden designarse como espacios para almacenar materiales y sustancias peligrosas, que puedan provocar accidentes o riesgos a la salud. Un diferenciador es la posibilidad de tener instalaciones bajo tierra, cosa que no es posible para los tanques metálicos, que se degradarían por corrosión.

Otros usos:

Para los proyectos de sostenibilidad:

  • Útil como espacio para acumulación de materiales para reciclar o elementos que deseas proteger de cualquier riesgo de incendio.
  • Para sistemas separadores, para poder descargar el agua hacia el drenaje o sistemas sépticos libre de grasas, aceite y otros hidrocarburos, con el fin de no contaminar el ambiente.
  • Como parte de un sistema digestor anaeróbico para la conversión de los desechos orgánicos.
Para contención climática: 
Los tanques pueden funcionar como sistemas de detención que reducen el riesgo de inundaciones.

Acero galvanizado: Principalmente orbitando en usos para almacenar agua (potable o residual), también se tienen aplicaciones para otras sustancias de industria agrícola, química y petrolera, mientras que cuenten con el recubrimiento interno o el aislamiento exterior necesario para proteger el tanque de los rayos UV y los diferenciales de temperatura por calor o frío en el ambiente y el rango de temperatura aceptable para la sustancia manejada. En modelos que utilizan recubrimiento de polietileno, gracias a este elemento adicional se logra proveer hermetismo y protección contra la corrosión por la naturaleza del plástico protector, además de evitar el contacto con el metal.

Aplicaciones:

  • Almacenamiento de líquidos industriales y químicos. Fertilizantes, resinas, insecticidas, lubricantes, fluidos mineros, pigmentos, pinturas y aditivos.
  • Almacenamiento de combustibles y petróleo. Material crudo, lodos, fluidos de perforación, destilados, diesel, entre otros.
  • Agua en volumen para procesos industriales. 
  • Silos.
Acero inoxidableUno de los materiales con muchas características deseables para las instalaciones de sistemas de almacenamiento, como su durabilidad y resistencia a la corrosión y a daños mecánicos, mientras que sus desventajas son el costo elevado y su peso que obliga a utilizar ya sea maquinaria especial para movilizar los tanques o que se deban construir in situ.

Aplicaciones:

  • Acabado espejo para el almacenamiento de alimentos y bebidas, por ser un material higiénico, de fácil lavado y óptimo para el control de bacterias; gracias a superficies suaves, no permiten la adhesión de contaminantes. Notorios usuarios son las industrias lácteas y cerveceras.
  • Manejo de sustancias químicas, proporcionando una alta resistencia a la corrosión. Como ejemplo notable, uno de los primeros logros de estos tanques fue la capacidad de almacenar ácido nítrico diluido. Industrias químicas, petroleras, farmacéuticas, agrícolas, ganaderas, cosméticas y de la construcción.
  • Manejo de gases y otras aplicaciones atmosféricas o sujetas a presión. 
  • Manejo de materiales riesgosos. 
  • Instalaciones donde se requiera o haya temperaturas extremas. 
  • Alimento para ganado en rancherías, para asegurar su abasto. 
  • Uso en plantas de desalinización y sistemas para drenaje. 
Plástico polietilenoLos tanques de este material ofrecen posibilidades camaleónicas, siendo útiles para distintos ramos de la industria, el comercio, instalaciones habitacionales y para servicios públicos. Son de alta durabilidad por el material plástico utilizado para moldear los tanques, que es ofrecido por marcas líder con resinas 100% vírgenes. El material plástico, en combinación con capas especiales puede proteger de los rayos UV, previene la acumulación de bacterias y puede alojar sustancias de distintas características, como densidad, corrosividad o aptitud para consumo humano.

Aplicaciones:

  • Instalaciones subterráneas. No le afectan los químicos encontrados en la tierra. 
  • Manejo de agua potable y alimentos. Cumple con las regulaciones requeridas. 
  • Sustancias para la industria química, farmacéutica, agrícola y tratamiento de aguas. 
  • Aplicaciones para almacenamiento de combustible y petróleo. 
  • Almacenamiento de compuestos químicos, como ácidos, cáusticos, hipoclorito de sodio, biocidas, productos de alta pureza, fertilizantes, etc. 
  • Instalaciones en interiores y exteriores. 
  • Sustancias en volumen: tanques para procesos químicos. 
  • Tanque para sistemas hidropónicos. 
  • Operaciones para crianza de peces. 
Fibra de vidrioTambién conocido como plástico reforzado con fibra de vidrio. Existe la tendencia de utilizar tanques de este material para el almacenamiento del agua, pero tiene aplicaciones adicionales:
a) Contención de sustancias químicas, incluyendo aquellas de tipo corrosivo, como alternativa a los tanques metálicos.
b) Almacenamiento de alimentos.
c) Almacenamiento de productos petroquímicos, mientras que estén elaborados según las
normativas internacionales.

AluminioUn material ligero de alta resistencia a condiciones rudas ambientales y temperaturas extremas, bajo peso y pocos requerimientos para su mantenimiento, que ha tenido propagación principalmente para manejo de combustibles y materiales corrosivos. Pueden encontrarse diseños de tanques con tanques desde los cincuenta hasta los 1,100 litros, o mayores capacidades, como los tanques horizontales para camión que pueden alojar cantidades alrededor de los 45,000 litros.

Aplicaciones:
  • Contenedores y tanques en aeronáutica, aprovechando su peso más ligero. 
  • Industria automotriz, para almacenamiento de combustible. 
  • Manejo de químicos y petroquímicos. 
  • Manejo de aguas residuales. 
  • Estimulación de pozos. 
  • Tanques para vacío, estáticos o e camiones. 
  • Tecnología solar térmica para almacenar agua caliente. 

Innovación en materiales para tanques




Los principales tipos de tanques para uso industrial que podemos encontrar en el mercado se distinguen por el material base, recubrimientos y maquinado, que entran en estas principales categorías de acuerdo con material con el que están construidos:  



Tanques de concreto. Los tanques de concreto y ferrocemento son muy resistentes y de larga durabilidad. Son extremadamente pesados y difíciles de manejar. Como ejemplo, un tanque de 18,927 litros (5,000 galones) equivale a ocho toneladas métricas. Su construcción es más pensada para instalaciones subterráneas, pero en versiones más reducidas pueden utilizarse en exteriores. Como factores a considerar, los tanques de reciente construcción pueden afectar en el sabor del agua o su pH. Igualmente, se recomienda un enjuague previo al uso. Los tanques de tamaños pequeño y mediano pueden transportarse, utilizando grúas para posicionarse sobre una capa de arena, mientras que tamaños mayores deberán construirse en la locación. Para evitar fugas del agua se aplica un sellador en el interior.


Tanques de acero galvanizado. Más considerado para almacenamiento de agua, siendo la norma global para este propósito antes de la llegada de los tanques de polietileno. Su desventaja recae en la protección limitada contra la corrosión, por lo que la vida útil de los tanques es más corta. En la actualidad, pueden extender su vida otros años más con recubrimientos especiales, como las capas de polietileno; en el caso que el agua tenga contacto directo con el metal, puede afectar el sabor del agua almacenada pero no representa un riesgo de salud. La galvanización del acero consiste en un proceso en el que se aplica una capa de zinc, para luego unir las secciones con selladores con base de silicón.

Para soldar secciones, se utilizan mezclas de plomo y estaño que se funden y se aplican a las uniones con un hierro candente. Es recomendado hacer pruebas extensivas del sello de silicón, para asegurarnos de que no haya fugas.

Tanques de acero inoxidable. Un material que no tiene los problemas de óxido o corrosión, pero su costo es significativamente más elevado que aquellos de acero con recubrimiento o los de polietileno. Son de mayor peso si se construyen primero y luego se llevan a instalar; para condiciones de alta capacidad, deben ensamblarse y soldar las hojas de metal en el lugar donde se necesitan. El acero tiene una elevada resistencia mecánica y química, claramente óptimo para los ambientes industriales y uso rudo.

Tanques de acero con recubrimiento. Como su nombre lo dice, la hechura es de acero galvanizado, pero tienen una capa especial de polietileno que le permite retener agua en su interior de forma hermética. La ventaja de esta capa es que no hace contacto con el acero, lo que previene la corrosión, siendo una buena opción para el almacenamiento de agua potable.

Para utilizarse en aplicaciones de consumo humano, el polietileno utilizado en la capa debe
ser de grado alimenticio. Una de las principales ventajas de este tipo de tanque es la facilidad de llevar las secciones del tanque por separado y ensamblar en el sitio, lo que facilita el transporte de tanques de alta capacidad, estando listos en tiempo más reducido y a menor costo que los tanques hechos de concreto. Para protección efectiva contra la corrosión debe utilizar ánodos de sacrificio, sustituyéndolos cada cinco años.

Tanques de polietileno. Una de las alternativas más versátiles en el mercado, pues existen modelos que contemplan hasta cientos de distintas sustancias, incluyendo ácidos, alimentos y agua potable. Se fabrica con procesos de moldeo rotacional, soportando una amplia gama de condiciones usualmente designados a los tanques de acero, mientras que se obtienen a precios más bajos y son de peso más ligero, por lo que no necesitan maquinaria pesada para su transporte y manejo. Son resistentes a la corrosividad; no se oxidan y su construcción es de una pieza, por lo que los riesgos por desgaste son también menores, contribuyendo a un extendido ciclo de vida, que al final puede reciclarse al cien por ciento. En varios modelos se ofrecen recubrimientos especiales para protección UV, inhibición de bacterias y algas.

Mira aquí tanques para agua de polietileno.

Hay tanques para condiciones estacionarias y para movilizar sustancias, como en el caso
requerido al transportar agua o químicos para el campo.

Tanques de fibra de vidrio. También conocidos como tanques plásticos reforzados con fibra de vidrio. Deben manufacturarse con un recubrimiento de grado alimenticio en la superficie interna. Una de sus ventajas es su rigidez, por lo que pueden ser de grosores relativamente más delgados y aun así resistir la presión del agua contenida. Por contrario, su principal desventaja es su tendencia a ser quebradizos, propensos a cuarteaduras y fugas. En su mayoría utilizan resina y un catalizador para endurecer la mezcla, adicionando fibras de vidrio como refuerzo, que un operador rocía sobre el molde. Dado este factor humano, existe una variabilidad en la calidad de los tanques, dependiendo de la destreza de cada trabajador.

Tanques de aluminio. Más utilizados para manejo de combustible y materiales corrosivos. La gran ventaja que presenta el material es que puede resistir de forma inherente casi cualquier condición ambiental, conservando por mucho tiempo su integridad estructural. No se oxida ni es afectado por corrosivos, siendo posible recubrirlos con pintura o anodizar para casos en los que el ambiente sea altamente agresivo. Otra gran adicional es su peso, una tercera parte de lo que pesa el acero, representando ahorros en su transporte e instalación.

Encuentra precios y capacidades de tanques verticales y sus aplicaciones aquí. 

Tanques especializados de uso industrial


A diferencia de las necesidades diarias en hogares, oficinas y comercios en general, los tanques en instalaciones dedicadas al ramo industrial deben cumplir con varios factores para poder operar con seguridad, productividad y libres de accidentes: 

Resistencia. Incluso con personal experimentado y capacitado, los tanques industriales deben considerar que estarán potencialmente en uso todo el día, con tensiones mecánicas en sus componentes por su manejo, por la cercanía y tráfico de operadores, al igual de la proximidad con la maquinaria. También debe considerar necesidades de presión, temperatura y la exposición a ambientes agresivos, o las características de la sustancia que se almacena. 

Ciclo de vida extendido. Además de considerar la resistencia de los tanques, el diseño y el material también deben elegirse considerando que se utilizarán por años y años. Aparte de proveer un espacio seguro y resistente para los materiales almacenados, lo ideal es encontrar la combinación perfecta según el tipo de sustancia manejada y los procesos en los que estará siendo utilizada. En condiciones óptimas, nos permite aspirar a la recuperación de la inversión inicial, al no tener que reemplazar el tanque en mucho tiempo.Afirmar que todos los tanques son iguales está muy lejos de la realidad, ya que los distintos diseños y materiales cumplen distintos propósitos: 

Para almacenamiento. Cual su categoría deja entrever, nos permite mantener inventarios de manera segura para sustancias varias. Materia prima, producto final, sustancias de soporte, desechos o derivados acumulados.

Para procesos. En procesos clave que necesitan un abasto confiable, seguro y siempre disponible de materia prima junto a la estación de trabajo, o para la acumulación temporal de material semiprocesado, para conducirlo luego a el siguiente proceso.Los tanques también pueden clasificarse por su forma. Enunciamos varias de las principales formas:

  • Tanques cilíndricos. Disponible en versiones horizontales y verticales; según modelo o los accesorios utilizados, se puede regular la temperatura interna.
  • Tanques esféricos. También utilizado para aplicaciones de almacenaje; su forma es recomendada para usuarios que requieren alto volumen.
  • Tanques abiertos. Uno de los tanques más utilizados en la industria, con frecuencia utilizados como tanques igualadores, en desecamiento, reacciones químicas y para depósitos.
  • Tanques cerrados. De similar popularidad que el tipo anterior, son elegidos para tareas que requieren el manejo de materiales peligrosos o tóxicos como es requerido en normativa y las mejores prácticas para manejo de sustancias en la industria química, petroquímica y en aplicaciones especiales como gases finos.
  • Tanques de fondo plano. Pensados para espacios nivelados, los tanques se instalan sobre una superficie preparada con cimientos; utiliza suplementos de apoyo como grava, piedra o arena.
  • Tanques con cabeza formada. Variante contemplada para el manejo de sustancias bajo presión elevada.
  • Tanques verticales. Para almacenamiento de agua o cualquier sustancia con densidades de hasta 1.90 g/. Pueden utilizarse para periodos temporales o largo plazo.
  • Tolvas de fondo cónico. Para aplicaciones industriales en las que se llena o dosifica productos. Para líquidos o productos sólidos, que por diseño no retienen residuo alguno.
  • Tanques cisternas. Dedicados para el almacenamiento de agua, para instalaciones a la intemperie o bajo tierra. Estos mismos tanques pueden utilizar distintos materiales, dependiendo la sustancia contenida. 
En la actualidad, es muy común el uso de los tanques reforzados con fibra de vidrio, aunque los avances tecnológicos nos traen nuevas propuestas de diseños y mezclas de materiales, como el acero inoxidable, acero al carbón, aluminio y el plástico polietileno. Conoce los diferentes modelos de tanques industriales aquí.