jueves, 6 de septiembre de 2018

¡Cuidado con esa sustancia! Requiere un tanque especializado.


La elección arbitraria de tanques industriales para uso industrial conlleva un riesgo latente si no se hace una investigación previa, tanto de la sustancia como las especificaciones de los tanques que podemos adquirir.

Riesgos de elegir el tanque incorrecto:

  • Daño a las instalaciones por fugas, en el caso de almacenamiento de sustancias corrosivas.
  • Pérdidas monetarias por el producto derramado o su exposición al ambiente. Pueden darse casos más extremos por las características de la sustancia, como incendios y explosiones por reacción con otros agentes.
  • Condiciones con propensión a generar accidentes, sean por intoxicación, reacciones cutáneas, lesiones o fracturas por pisos resbaladizos. Además de las indemnizaciones están las incapacidades, que afectan directamente en nuestra productividad.

Como puedes ver, existen varias ramificaciones que surgen a partir de nuestras decisiones para compra de tanques, por lo que debemos evaluar y comparar para que en la medida de lo razonable, podamos prevenir escenarios no deseados. La siguiente lista es una referencia de partida para investigar y elegir el tanque más apropiado:

  • Los tanques cilíndricos en superficie, de base plana pueden ser utilizados para gases licuados, petróleo y otros químicos.
  • Los silos de acero o concreto se utilizan para almacenar coque, carbón y granos. 
  • Los tanques de acero, aluminio, concreto o fibra de vidrio, incluyendo los tanques elevados pueden almacenar agua.
  • Los tanques esféricos (recipientes presurizados) pueden usarse para almacenar gases licuados en alta presión.
  • Los tanques subterráneos pueden designarse al almacenamiento de agua y aceites.

Pensando en subcategorías de sustancias, se deben considerar las particularidades de cada uno. Nivel de corrosividad, densidad, capacidad de almacenaje requerida para suplir de forma adecuada según el ritmo de producción. Cualquiera de estas variables puede provocar situaciones no deseadas.


Respecto a su diseño, debe existir un estudio previo de cargas, cuidando el diseño estructural del tanque (o analizando el diseño de tanques prefabricados.) El análisis se da con base en el propósito del tanque, su tamaño, el tipo de estructura, materiales, ciclo de vida contemplado para el diseño, presión interna producida por la sustancia almacenada y los posibles efectos de deformación, ubicación y ambiente en el que se instalará, para asegurar su durabilidad y mantener sus funciones esenciales. En casos de instalaciones bajo tierra, se deben estudiar cargas por desplazamiento de tierra y probabilidad de actividad sísmica en la región.

Conoce más sobre los tanques industriales aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, te invitamos a conocer más en www.elreydeltanque.com